Acusan a fiscales por golpiza contra Javier Pastor

16 de septiembre de 2014 04:52 PM

36 0

Acusan a fiscales por golpiza contra Javier Pastor

Tegucigalpa. En el Ministerio Público (MP) se interpuso ayer una denuncia en contra de dos fiscales de esta entidad por una supuesta golpiza propinada al exviceministro de Salud, Javier Pastor.

El exfuncionario enfrenta dos acusaciones en los tribunales por presuntos actos de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). La denuncia la presentó su madre Melva Vásquez en contra del jefe de la Unidad de Apoyo Fiscal, Roberto Ramírez Aldana, y contra Juan Carlos Elvir, asignado a causas de la Policía Militar de Orden Público.

EL HERALDO tuvo acceso a la denuncia. En la misma, Vásquez asegura que su hijo “es educado y respetuoso de la ley”.

Relató que “temprano de la mañana del día viernes 6 de septiembre y poniéndose su ropa formal para comparecer ante el juez, cuando se ponía la camisa, llegaron los policías a recogerlo bajo el mando del fiscal auxiliar Juan Carlos Elvir, quien ordenó ponerle las esposas (chachas), sin que el preso tuviera oportunidad de terminar su arreglo personal y sin hacer reclamo alguno”.

Luego, aseguró que Ramírez Aldana se comunicó telefónicamente con Elvir para ordenarle la golpiza, la instrucción se retransmitió al jefe del grupo policial, de apellido López, “quien cumpliendo la orden cometió el vejamen”. “La golpiza con las culatas de sus armas despertó el rechazo de los demás presos, quienes gritaban que lo dejaran, específicamente un militar detenido que, en la desesperación al ver la salvaje acometida, les tiró agua a los policías y así lo soltaron, pero ya lo tenían totalmente golpeado, desmayado a pesar de que mi hijo es un hombre muy desarrollado físicamente, muy alto, grueso, esposado fue presa fácil, él no se opuso porque estaba bien asesorado por su madre, razón por la cual los agresores se excedieron en la golpiza”, cita la denuncia.

Expuso que, por los golpes, a Pastor lo introdujeron inicialmente en el interior de la patrulla policial, pero a la altura de la colonia Ciudad Nueva se ordenó al jefe de comando regresar al Primer Batallón de Infantería para colocarle un chaleco antibalas y lo subieron a la paila.

El fiscal Ramírez Aldana aclaró la falsedad de los hechos denunciados.

Aclaró que jamás ordenó cometer actos de violencia contra ninguna persona, cualquiera que sea la condición que tenga dentro de las investigaciones o procesos penales instaurados por el MP.

Pidió que se ingrese la denuncia y se investigue, para aclarar los hechos. “Mi persona, en ningún momento, tiene facultades para ordenar a la Policía Militar de Orden Público a que haga o deje de hacer alguna actuación”, afirmó.

Fuente: elheraldo.hn

A la página de categoría

Loading...